Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

08 de Noviembre, 2019.

La Procuración Penitenciaria realizó la segunda jornada del taller para promover el cumplimiento del Protocolo de Estambul en la Academia Nacional de Medicina. El evento se enmarca en el proyecto “Fortalecimiento de las capacidades de los Mecanismos Nacionales de Prevención de la Tortura" financiado por el Fondo OPCAT de la ONU. 

El pasado miércoles 6 de noviembre se realizó el taller “Aportes de la medicina en la prevención y sanción de la tortura”. En esta oportunidad se desarrolló el taller práctico-ateneo I donde se presentaron investigaciones sobre dos casos de torturas seguidas de muertes por parte de las fuerzas de seguridad. 

Durante el primer panel se presentó el paradigmático caso de Argentino Pelozo Iturri. Allí Rodrigo Borda, subdirector de Legal y Contencioso Penal de la PPN, y Jorge Teijeiro, integrante del equipo médico de la Procuración, describieron detalladamente los aspectos jurídicos y médicos. Borda resaltó la importancia de la medicina legal que fue la que permitió virar la resolución del caso. Teijeiro marcó las severas falencias de quienes hicieron las primeras pesquisas por falta de idoneidad o de independencia.

 

Estuvieron como comentaristas los doctores Julio Ravioli, Roberto Cohen, Adriana D’Addario. Los especialistas señalaron que para resolver los distintos procesos y llegar de forma coherente a una resolución hay que cambiar determinadas metodologías, y trabajar sin condicionamientos y en equipo junto a los letrados. D’Addario reflexionó que la consecuencia de que el cuerpo de medicina forense nacional reciba casos de todo el país se debe a que realizan las tareas en libertad plena y con absoluta capacidad y competencia. 

Durante el segundo panel se abordó el caso Duffau. La presentación estuvo a cargo de Rodrigo Borda y Humberto Metta, jefe del área de Salud médica de la PPN. Luego de un pormenorizado desarrollo del caso, ambos coincidieron en la notable carencia de neutralidad e impericia de quienes realizaron los primeros pasos de la investigación. Comentaron el caso los peritos Julio Ravioli, Roberto Cohen, Adriana D’Addario. Allí Ravioli señalo similitudes con el primer caso donde se observan faltas de autonomía laboral y escasa aptitud para dictaminar.

 

Los participantes de la mesa concluyeron que durante las investigaciones forenses de los casos se hallaron un desconocimiento absoluto del Protocolo de Estambul y del Protocolo de Minnesota como así también graves faltas de idoneidad en materia forense. Remarcaron además la falta de independencia para poder trabajar sin presiones. Finalmente se señaló no exigir más de lo que le corresponde a cada profesional, tanto a los médicos legistas como a los abogados, para lograr un trabajo en equipo de forma eficaz y eficiente. 

Estuvo presente el Procurador Penitenciario, Francisco Mugnolo, quien agradeció a las autoridades presentes y celebró la posibilidad de llevar a cabo encuentros interdisciplinarios de este tipo. Se hicieron presentes Juan Petit, Comisionado Parlamentario para el Sistema Penitenciario de Uruguay, Manuel Garrido, presidente y director de Innocence Project Argentina, Jorge Adrián Herbstein, director de la Morgue Judicial, entre otras personalidades y especialistas.  Los paneles estuvieron moderados por Anabella Museri y Jessica Lipinszky.

 

Recordamos que el próximo miércoles 13 de noviembre se realizará el último encuentro del taller de capacitación. Las jornadas se podrán seguir en vivo a través de las redes de la Procuración Penitenciaria en Twitter @PPNArg, Facebook @ppnarg y nuestro canal de youtube. 


Registros audiovisuales del segundo taller

Parte I

 

Parte II

0
0
0
s2sdefault