Assign modules on offcanvas module position to make them visible in the sidebar.

11 de Febrero, 2020.

Con el objetivo de auditar las condiciones de encarcelamiento la Procuración Penitenciaria cuenta con un área que recorre regularmente comisarías, centros de alojamiento de detenidos en gendarmería, prefectura naval y policía de seguridad aeroportuaria en la ciudad de Buenos Aires. 

A partir de que la PPN es miembro permanente del Mecanismo de Prevención de la Tortura es que surge el área de Centros de detención no penitenciarios. Entre sus acciones de gestión se brinda asesoramiento a las personas privadas de libertad, instruyéndolas en sus derechos y garantías constitucionales, como así también la realización de inspecciones sobre las condiciones materiales de alojamiento, de ingreso y egreso de detenidos.

Las personas en situación de calle que se encuentran privadas de libertad han permanecido más tiempo en el ámbito de las comisarías que aquellas personas que cuentan con un domicilio. Su libertad es dispuesta por tribunales luego de confeccionarse un informe social- ambientales. Este informe suele ser realizado por personal policial y no del ámbito de la asistencia social nacional, ya que estos profesionales no suelen estar disponibles.

Como consecuencia de años de deterioro y falta de una administración evolutiva sobre la situación de alojamiento de las personas privadas de libertad en forma temporal, se señaló el pedido de reformas estructurales de los centros de detención no penitenciarios. La PPN logró conseguir que la Jefatura de la Policía Federal Argentina generara una partida especial de presupuesto para la reforma sistemática de todos los calabozos de las comisarías de la zona metropolitana. Esta nueva partida permitió mejoras en las condiciones de habitabilidad, tales como calefacción, ventilación y arreglos eléctricos en algunas dependencias.

Durante el año 2019 se alojaron a 25.300 personas en distintas alcaidías que fueron monitoreas por el área. Queda todavía pendiente la implementación de dos alcaidías más y una especial de género.

Por otra parte, se trabajó en la elaboración de estadísticas que permiten el control en cada unidad de detención en cuanto al movimiento de las personas detenidas y sus horarios de ingreso y egreso.

0
0
0
s2sdefault